Actualizado el 1 de febrero de 2017
A+ A A-

La filosofía Kelmy

Profesionalidad, tecnología, controles de calidad, productos naturales, atención personalizada son las premisas de Kelmy.

Profesionalidad, tecnología, continuos y exigentes controles de calidad, respeto por las fórmulas tradicionales, utilización de productos naturales en la elaboración y una atención personalizada son las premisas de Kelmy para satisfacer las necesidades de sus consumidores.

Kelmy mantiene una estrecha relación con sus clientes y proveedores, teniendo en cuenta las observaciones que estos hacen acerca de sus productos, lo que supone un compromiso continuo de trabajo y permanente innovación.

Cualquier duda, sugerencia o información se atiende minuciosamente para mantener los altos niveles de calidad en los productos. Ésta es una de las principales exigencias de Kelmy, tanto como la de facilitar al máximo el trabajo de los obradores de helados y pasteles y de todas aquellas industrias dedicadas al dulce.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestro aviso legal.